¡Basta de historias! de Andrés Oppenheimer

LAS 12 CLAVES DEL PROGRESO
1. Miremos hacia delante
2. Hagamos la educación “una tarea de todos”
3. Inventemos un “PIB educativo”
4. Invirtamos en educación preescolar
5. Concentrémonos en formar buenos maestros
6. Démosles estatus social a los docentes
7. Ofrezcamos incentivos salariales
8. Hagamos pactos nacionales
9. Forjemos una cultura familiar de la educación
10. Rompamos el aislamiento educativo
11. Atraigamos inversión de alta tecnología
12. Formemos “Educación Internacional”
¡Abajo la complacencia, Arriba la paranoia!

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    José Mari (domingo, 10 julio 2011 16:28)

    He intentado ser breve, pero he sido extenso.

    LAS 12 CLAVES DEL PROGRESO ¿seguro?
    1. Miremos hacia delante:

    Miremos hacia atrás, porque ha habido muy buenos sistemas formativos y educativos basados en el trabajo, esfuerzo, superación, etc. Que, quizás, en lo único que fallaban era en la posibilidad de accesos a ellos y acertaban en que no dependían de votos (claro que la situación “política” no era la idónea). Y miremos hacia atrás y en la actualidad pues hay grandes, estrepitosos y clamorosos desastres de sistema. Luego miremos hacia delante pero que nadie suponga que en los ordenadores está la solución a la sociedad, en los ordenadores está el control de la sociedad (esto ya te lo explicaré otro día). Por cierto, no estudié con ordenadores (sólo un trimestre de una asignatura de la carrera con un programa obsoleto, para no mentir) y los utilizo medianamente bien.

    2. Hagamos la educación “una tarea de todos”:

    Que cada uno tenga su parcela y que la formativa sea casi exclusiva de los profesores, la educativa casi exclusiva de los padres, la administrativa y legislativa que fuera como lo que me explicaste de Japón (rotativa para no perder la noción de la realidad)

    3. Inventemos un “PIB educativo”

    No, rotundamente no. A mi esta expresión me da un miedo terrible. Creo que quiere decir: “la buena educación y buena formación es un valor seguro que reporta, a cualquier país del mundo, beneficios de forma asegurada” y eso lo comparto. Pero ojo que en los informes PISA estamos mejorando progresivamente. Para mí está claro que es la segunda burbuja económica.
    Además hablaríamos de cifras en educación y las cifras se pueden usar y usar. Por ejemplo quieres reñir a un compañero le dices que tiene un 20% de suspensos y mueves la cabeza para un lado y otro, y machacas con: creo que es el más alto porcentaje de suspensos en el instituto. Pero si viene una autoridad y quieres dar buena impresión le dices que los perores resultados han sido en una asignatura con un 80% de aprobados y si lo repites efusivamente ¡80% de aprobados! y terminas con una sonrisa de oreja a oreja es maravilloso. Otro ejemplo suspende un alumno en una clase de 4 alumnos y suspende un alumno en una clase de 10 alumnos ¿qué diferencia de porcentajes? 0 en una clase con dos alumnos obtienen unas calificaciones de 1 y 10; y en otra unas calificaciones de 4 y 7 en las dos el mismo número de aprobados, el mismo número de suspensos y la misma media.

    4. Invirtamos en educación preescolar

    Una vez escuche que por cada euro invertido en educación en el futuro nos reportará tres euros (es decir, dos si quitamos los costes). Creo que le faltó decir por cada euro invertido y bien empleado en educación en el futuro nos reportará dos euros de beneficios. Te invito a leer la última noticia de mi blog de escuelas tic 2.0, la junta invertirá 38´46 millones de euros en portátiles.
    Nos hemos parado a pensar ¿cuánto tiempo le dura un móvil a un alumno? Se lo están cambiando constantemente por la única razón de que se les queda viejo o porque ese nuevo modelo hace tal cosa. Esto nos ocurre cuando vamos a una sala de ordenadores que enseguida se están quejando por ser viejos, por ir lentos, porque no tiene esto, porque no tengo Internet, etc. Si ahora piensas en los portátiles que se les ha entregado. ¿Cuánto tiempo les va a durar? ¿Qué estamos haciendo? ¿Por qué se les repone por uno nuevo si los llevan destrozados? ¿Por qué se les arregla de forma gratuita? ¿Por qué no se hace nada si lo han pirateado? ¿Por qué no los entrega como los libros en verano?
    Por cierto, y los libros que después de 4 años no han variado y están para seguir usándolos.

    5. Concentrémonos en formar buenos maestros

    Sí, ya que buenos alumnos no podemos; siento ser irónico.
    Creo que este comentario va en la dirección de motivar al alumnado y esto me encanta. Quién nos motivó, quién nos motiva. Los alumnos no acuden esperando que el profesor los motiven, nadie acude a su trabajo esperando que allí lo motiven. Acudimos motivados por nosotros mismos, el hecho de tener una buena hipoteca, una familia a tu cargo y un crédito del coche es suficiente motivación. Quizás habría que hablar con los bancos para que nos los motiven. Todos entendemos que es una obligación y que cada cual tiene su papel. Si es cierto que no siempre hay que recriminar y recriminar lo malo, porque hay cosas buenas que hay que reconocer y valorar con la misma energía que se recrimina lo que se hizo o se hace mal.
    Además aprovecho para decir una frase que nos decían mis profesores a la clase “vosotros sois el futuro, el mundo estarán en vuestras manos”. Es decir si queremos buenos profesores hemos de procurar que nuestros alumnos estén bien formados pues en pocos años serán ellos los que cojan las tizas, cojan los bisturís, hagan los proyectos de nuestros edificios, etc.

  • #2

    José Mari (domingo, 10 julio 2011 16:29)



    6. Démosles estatus social a los docentes.

    En esto estoy de acuerdo, pero me pregunto cómo se logrará. Si lo único que saben decir de nosotros es que tenemos tres meses de vacaciones queriendo expresar que en ese período no saben qué hacer con sus hijos, porque cuando van al colegio o instituto allí están toda la mañana y por la tarde tienen que hacer los deberes.

    7. Ofrezcamos incentivos salariales

    No y mil veces no. Que nos paguen lo que nos corresponde por la dedicación a nuestra formación durante años y luego la superación de unas oposiciones que retrasa en muchos años nuestra incorporación al mundo laboral. De hecho, con la última reforma sobre las pensiones un chaval no podría repetir ni suspender las oposiciones ni una sola vez para empezar a cotizar a los 26 años, no lo reclamo como un derecho, expreso lo que comúnmente ocurre.
    Lo que si es cierto que se debería exigir que todo el mundo cumpla con su trabajo, a profesores, jefes de departamentos, coordinador, direcciones, inspectores, trabajadores CEP, trabajadores de delegaciones, consejerías y ministerio de educación (creo que no olvido a nadie). Lo general son compañeros que cumplen con su trabajo, pero por lo pelos. Otros le echan muchas ganas. Y hay un colectivo de gente pasiva, gente que están más tiempo fuera del instituto que dentro. Que el hecho de ser fijo no se entienda como vitalicio y se le riña a todos por igual. Que no se le riña a un interino porque un expediente le puede retirar de este trabajo o a un funcionario en práctica porque una mala valoración en su año de práctica puede putearlo de nuevo, estos colectivos suelen ser los más manejables y lo más inexpertos y, por tanto, donde con mayor facilidad se va a dar un fallo. Mientras que de otros sólo se dice “no puedo hacer nada”

    8. Hagamos pactos nacionales

    Pero en estos pactos dejaremos que ciertas comunidades con peso político, necesario para firmar el acuerdo, pongan las condiciones necesarias para que sea un pacto nacional de naciones con sistema educativo con una base común cimentada cada unas (sé que el número no es plural pero es parte de la ironía) en cada comunidad y dejando un gran, extenso y amplísimo abanico de optativas en las que marcaremos unas diferencias que permitan, por ejemplo, que un andaluz, por muy formado que esté, no se pueda presentar en nuestras comunidades autonómicas a ninguna oposiciones. Y para recochineo de estos pactos pondremos oposiciones a secundarias cuando ellos las tengan a primaria y al revés.

    9. Forjemos una cultura familiar de la educación

    Que las forjen las familias casi exclusivamente. Nosotros podemos ayudar pero no ser la base. De hecho la base hoy por hoy son la televisión y las redes sociales, que no hacen nada.

    10. Rompamos el aislamiento educativo

    No sé a que se refiere. Si es porque la televisión no nos menciona salvo cuando ocurre una gran desgracia, o porque alguno de nuestros peces gordos quiere justificar su trabajo, o porque hay elecciones. Claro que conozco algunos programas en horarios de mínima audiencia. Pues tiene toda la razón del mundo, pero ese mundo son negocios y nosotros no vendemos.

    11. Atraigamos inversión de alta tecnología

    La alta, baja y media tecnología está totalmente atraída por China o India, donde la mano de obra es superbarata, hay otra filosofía de vida en cuanto al trabajo y la sociedad está bastante controlada (y no por ignorancia).
    ¿Por qué no conseguir que sean nuestros alumnos de nuestros alumnos los que desarrollen los mejores avances tecnológicos y que ellos los inviertan en nuestra sociedad?

    12. Formemos “Educación Internacional”

    Es muy importante que los alumnos tengan una formación internacional para cuando tengamos una educación interplanetaria e intergaláctica. Es importante formar bien a nuestros alumnos, no creo que sea tan importante que sea internacional.

    ¡Abajo la complacencia, Arriba la paranoia!
    No lo comento.

    Un saludo

  • #3

    antoniomonterroso (lunes, 11 julio 2011 19:58)

    Chemari, qué alegría, tú por aquí. Y dedicándole tiempo. Con más tiempo te contestaré.